MENÚ
LIBROS
     
 
RECUERDOS DE LA COMPRA DE UN LIBRO DE POESÍA | 23/12/2009


Malinowski, un poeta del alma


Iba un día por las Ramblas de Cataluña y vi, entre un montón de puestos de gente que reclamaba la atención de los viandantes, a Malinowski vendiendo sus libros de poesía. Me acuerdo de aquel día como si fuera hoy porque me gustó mucho la dedicatoria del libro que le compré, que me escribió en la primera página.
El libro se lo regalé a una amiga el día de su cumpleaños porque no se me ocurría otro regalo, pero me acuerdo que me gustaron mucho sus poesías, de las cuales tengo una copia e, incluso compré el segundo libro de la serie, “Viento 3”. El que le había comprado en las Ramblas, “Viento 2” te transmite, nada más empezar a leerlo la sensación de que el autor es un filósofo como la copa de un pino, que transmite su sabiduría usando el arte de la poesía.

El poeta E. J. Malinowski (Argentina, 1950) ha publicado el libro Cómo y por qué me hice vegetariano (1979) y los libros de poesía Viento de rocas y miel sin cadenas (1985), Viento 2 (1992) y Viento 3 (1998), de los que ha vendido más de 35.000 copias del primero, más de 30.000 del segundo y lleva unas 6.000 del último. De padre polaco, emigró a España en 1977 y actualmente vive en Barcelona. Se declara «amante de la naturaleza, de la libertad e incansable cuestionador de los valores morales» y lleva dedicándose exclusivamente a la venta callejera de sus libros de poesía desde 1988.

Prueba de lo que decía de su maravillosa visión de la vida es la siguiente declaración suya, extraída de Internet, de una entrevista que le hicieron en Logroño, “Lo que sí tengo en cuenta es que con la poesía se puede llegar al corazón de la gente, que toda persona conserva, aunque algunos prácticamente congelado como un muerto. Pero todos conservan una parte poética fundamental que quizá no se canaliza en un poema, pero sí le puede agradar el cuerpo de una mujer, un rostro o de un paisaje, porque en todo hay poesía, ya ves que la usan en la publicidad para vender cosas superfluas, pero se usa por el potente impacto que tiene.”
Con la poesía se conecta con el alma que mueve la vida en el planeta. El ver lo que te rodea con los ojos que da la sensibilidad poética siempre supone un encanto grandísimo. Muchas veces nos olvidamos de que el hombre, por naturaleza, tiene sentimientos buenos hacia sus semejantes y que, debemos vivir en sociedad, disfrutando de la amistad para ser plenamente felices. El ver o, al menos (no pido tanto!!) tener en cuenta el interior de las personas; no ya el exterior únicamente, es lo que se necesita para que el mundo avance por el camino de la felicidad y que, al final, veamos complacidos que, no sólo en Navidad nos metemos en la euforia de una alegría y espiritualidad plenas, ya que lo que ocurre siempre es que, al caer en ese detalle tan sólo en Navidad nos acaba pareciendo una chorrada y pasamos del tema.
No hemos de pasar por alto, al leer la entrevista que Diego Marín A. y José Luis Pérez Pastor le hacen a Malinowski- y que, apareció en parte, en el Diario La Rioja, en el 2002- que, por algo ocurre que nos llama la atención cómo este poeta callejero, hilvanando sus explicaciones acerca del mundo actual, usando de paradigma el arte de escribir en verso, logra que sus respuestas estén llenas de optimismo y energía positiva. Por algo será, ¿no?... Es que la poesía, el verso, narrar en verso, … realmente es muy importante.
Volver