MENÚ
LIBROS
     
 
¡PECHOS FUERA! | 26/05/2013


Un libro enternecedor para una generación



Este libro de Pepe Colubi, lo leí hace tiempo ya, anotando un montón de reseñas, pequeñas informaciones a pie de página, y lo que es más importante, disfrutando mucho al recordar cómo era, por ejemplo, Mazinger Z, y curioseando a ver que ponía de todos los dibujos animados y series de televisión que me marcaron mi infancia.
Es curioso, el título viene de una leyenda que se creó en torno, precisamente, a la serie de animación de Mazinger Z, que Afrodita A, la compañera de este robot gigantesco, llevaba misiles en sus pechos. Pero, como muy acertadamente, dice Colubi en el libro, nunca, en ningún capítulo, la tripulante que iba en la cabeza de Afrodita A, dice esa frase. Pero ya se sabe, vale más caer en gracia que ser agraciado, y se nos dio a la gente, por reinterpretar el detalle de los misiles de las mamas del robot femenino, y así quedó para la posteridad.

Los hombres de Harrelson es una serie paradigmática al hablar, junto con otras como Canción triste de Hill Street, que nos tenían con la boca abierta a los peques nacidos en los 70. Está muy bien que se hagan libros de cine serios pero, también hay que aplaudir cuando vemos el caso de este libro que llena una parcela emocional importante en los recuerdos de juventud de muchos españoles... Aquellos tiempos en los que no había cadenas privadas y sólo había la Primera y la Segunda de TVE.
El libro no tiene desperdicio, y no sé... diréis que sólo hago que redactar críticas favorables pero, es que como buen cinéfilo le tengo mucho cariño a los momentos que invertí leyendo las páginas de este libro.
Es digno de destacar que, se escribió, amenamente, sin caer en la soberbia de tecnicismos, y con un toque considerable de nostalgia.
El cine es muy amplio y abarca mucho, y lo que no podemos consentir es que no haya libros como los que narran las vicisitudes de la vida diaria de la “caja tonta” en un periodo determinado de años. Se me ocurre, que sería buena idea hacer como en “Cuéntame qué pasó” que, ahora, en un futuro lo más cercano posible podamos disfrutar de un ¡Ally McBeal!” por poner un ejemplo y que nos muestre la radiografía con toque emocionales de ternura de las series de los años 80, otro libro de los 90, y así hasta la época actual.
Lo dejo al gusto del lector... si da contactado con Pepe Colubi, ¡adelante! Proponédselo.

La televisión es indispensable para la cinematografía, pues como dice la portada de un libro de interpretación teatral, hago uso de la frase “El trampolín del actor” para calificar a la ligera, la ocupación en TV de muchos actores, que en determinados momentos hacen cine. Pero, lo van alternando con televisión.
Y bueno, ya no sé qué más contaros salvo que es de destacar lo que se percibe en el libro como un “subtexto”: que los chavales de los 70 crecimos como auténticos machotes y mujeres pero, sin nada de móviles, videoconsolas, ordenadores y un montón enorme de cosas y artilugios que se fueron inventando y, que hoy en día, que ya somos adultos, se han vuelto imprescindibles.
Escribiré algo más para cumplir la extensión del folio como pauta para cada una de las entradas de esta web. Colubi nos cuenta numerosas anécdotas de las series como “Orzowei”, que... bueno, a mí me gustaba más Tarzán, pero ¡para gustos pintan colores!
Y un dibujo animado que merece especial atención es “Naranjito” pues fue creado ex profeso para el Mundial de Futbol 82 y, sin embargo, funcionó como serie de “cartoons” que dirían los americanos para entretener las tardes de los sábados de aquellos inolvidables años que ... ya no volverán.
Volver