MENÚ
CRÍTICAS
     
 
ACERCA DE FILMS DE WU SHU | 28/10/2014


El nombre auténtico del kung fu es Wu shu



Vi el dvd “La casa de las dagas voladoras” y, también el “making of”, y después vi “Kung fu sion”, y también las explicaciones de cómo se hizo. Si me siento ahora, y respiro hondo, y me relajo cerrando los ojos, lo que me viene a la mente es que, ¡ qué bien que queda el wu shu en el cine!. La primera película es un drama romántico y la segunda es una historia de humor llena de efectos especiales. Pero, ambas tienen un punto en común: la muestra, en la segunda más tenue, explicitamente, de un hilo romántico principal entre un hombre y una mujer. El tema del amor es universal, en todas las culturas se han hecho alabanzas a él, en forma de creaciones artísticas.

Esto que estoy hablando, ahora, me recuerda a la escena de “El guerrero americano” en que se ve que “León”, o mejor dicho, creo que el maestro ninja que trabaja para él escoge la Vía del Mal. Recalco esto porque me suena que en alguna otra película se distingue, haciendo mención explícita, el que un maestro ninja, nunca debe coger el mal camino, porque... ya lo decía Paulo Coelho y en el film “las 9 revelaciones” que, todo va enlazado y si, haces el mal al final, tienes lo que mereces. Me pregunto que si existieran en la realidad personajes como Aguila Roja o el Guerrero americano, ¿ellos usarían en la vida diaria, el guiarse en cada momento por las señales del destino de las que habla James Rendfield, en su libro “Las 9 revelaciones”?

Porque ser un héroe es complicado, significa que vives el aquí y ahora, al máximo!!! En cada minuto transcurren mil y un acontecimientos, y estás bajo presión constante pues, los altercados que te rodean, exigen de ti un 100% y el problema que la mente de todo el mundo que viva el cine, al verlo es ... que hay dos opciones: a) la más cómoda es decir “ todo es mentira, es para entretener, y los que hacen cine se forran y punto, y yo no” y la complicada, b) que es pensar que como te has metido en la historia cuando veías la película, pues te gusta seguir disfrutando y, llega el momento de imaginarte al superhéroe de tu corazón en actividades cotidianas como por ejemplo, meando, defecando o cepillándose los dientes, que sino, ¡le salen caries también! (hay que tener un poco de sentido común y pensar que lo que luce tan maravillosamente bien en la pantalla es fruto de un entrenamiento exhaustivo y constante, durante muchas horas, a lo largo de muchos años). Esto último que dije, lo vemos claramente en la película “Contacto sangriento” de Jean- Claude VanDamme.

VanDamme quiso hacer un homenaje al campeón de artes marciales Frank W. Dux. Lo de los homenajes está bien pero cuando, la ficción se inspira y se versiona, entonces se ve claramente que hay una diferencia- voy a poner el ejemplo con libros- entre libros de texto y novelas. Sería, con imagen, entre documentales y películas.

Para gustos pintan colores, así que, yo diría, humildemente, que lo mejor es combinar un poco de las dos cosas y asunto acabado.
Volver