MENÚ
CRÍTICAS
     
 
ANT-MAN, EL HOMBRE HORMIGA | 11/02/2016


La biología va siempre acompañada por el arte, como sucede con otras ciencias.


No se estrujaron mucho el cerebro, pensando la misión que le corresponde a este nuevo superhéroe, salvar el mundo. Aunque, bueno, claro, si de lo que se trata es de hacer una película dentro del género de superhéroes ¿qué vamos a pedir? Del mismo grupo o tandada es la película que vi “Vengadores: La era de Ultrón”.
Los superhéroes tienen, desde el punto de vista psicológico, un fallo y es que, no son creíbles... bueno, mejor dicho, la factura de las películas de ellos, son todas cortadas por el mismo patrón. Mi sugerencia es que, deberían apostar más por trasladar a los filmes la esencia de la interpretación, es decir, del teatro. Como en las adaptaciones cinematográficas que se llevaron a las pantallas de las obras del dramaturgo Tenneessee Williams. Porque, sí, mucha fuerza y todo lo que tú quieras pero, de sensibilidad ¿qué?. En la revista Cinerama que anuncia el film “Ant-man” hablan de la mujer avispa. Está bien, ahí el personaje, original, establecerá con el Hombre hormiga, supongo que una relación como de hombre-mujer.

Lo que quiero decir es que falta en la hechura plana por completo de los superhéroes cinematográficos, la esencia de películas como la que hizo Meryl Streep con Clint Eastwood, que ahora no recuerdo el título. Aunque, bueno han de existir películas de todos los tipos, y cuanta más variedad haya, mejor.
Sin duda, yo creo que, un paradigma que marcó un hito en el comportamiento psicológico de los personajes con poderes extraordinarios, fue “Robocop” y, casualmente, no está catalogada, normalmente, como película de superhéroes.

De hormigas también habla el film para niños “Antz, hormiga Z”. Personalmente, me quedo con ésta última, pues si un adulto ve una película infantil de ciencia-ficción, aunque al principio resulte algo incómodo, siempre tendrá más campo abierto a la imaginación. Por dicho motivo, es por lo que una película que esté basada en un libro, siempre- o casi siempre- estará mejor el libro que, la película.

Los superhéroes sin embargo, podrían ser parecidos entre ellos y crear particularidades que evitasen la planicie de su trasfondo... Pero, no, se crean cada uno con su universo peculiar y a aumentar la tasa de creaciones fantásticas. ¿Por qué no se versiona la saga “El señor de los anillos en clave de superhéroes? Este matiz, aunque parece estúpido es de mucha importancia.

Supongo que por ese motivo, por ejemplo, en Lugo hay un festival de películas gore. Y me suena que hay otro en algún lugar de, cine cutre.

No es ser friki, al contrario, es sumergirte de lleno en el universo de cualquier metraje cinematográfico, aunque resulte agobiante para algunos, como sucede con el nuevo y primer libro escrito por el director David Cronenberg, un maestro donde los haya, en el mundo del celuloide.

Lo que sucede es que, normalmente, el público no quiere cine para pensar sino, sólo cine para ver. Y esa es la cuestión.

La clave del film “Ant-man” está en lo siguiente que dice Wikipedia : En el año 1989, el Dr. Hank Pym renuncia a su trabajo en S.H.I.E.L.D. después de descubrir que la organización trató de reproducir su propia tecnología de Ant-Man, la cual Pym cree que es muy peligrosa, por lo que habla en el Triskelion (Cuartel General de S.H.I.E.L.D. en construcción) con Howard Stark, Peggy Carter y el entonces director de la agencia Mitchell Carson sobre su renuncia de S.H.I.E.L.D para después comprometerse a suprimir el programa y llevarse el secreto de la formula a la tumba.

Psicoanalizando, se podría comparar con el thriller psicológico “Ni una palabra” en el que Michael Douglas ha de hacer que una paciente psiquiátrica diga una combinación, creo que, de una caja fuerte y que, es de vital importancia.
Volver