MENÚ
CRÍTICAS
     
 
TODOS DICEN I LOVE YOU | 17/01/2005


Un musical variopinto y alegre



Woody Allen le pone música a uno de sus temas recurrentes en su filmografía impregnando de su original y única forma de ser algunas secuencias interesantes pues, cambiaría mucho esta película si la dirigiera y protagonizara otro actor. Después de ver esta película se puede decir que el hacer un musical indujo a Woody Allen a plasmar su visión personal, muy subjetiva sobre la infidelidad, las clases sociales y el enamoramiento.
La fotografía está muy bien proporcionando mucha luminosidad a las escenas.
Y como fallo no se me ocurre ninguno aunque, seguro que alguno tiene pues Allen, en este film combina ironía, humor y música.
Volver