MENÚ
CRÍTICAS
     
 
MOULIN ROUGE | 31/03/2005


Extravagante



El director de “Romeo y Julieta” de William Shakespeare nos asombra con un musical que rezuma colorido, pasión, vida, frenesí… y todo ayudándose de la tecnología más puntera (decorados digitalizados, incluso los exteriores, …). Pero, quizás lo más valioso de este film es su “corazón”: las interpretaciones desgarradoras de Nicole Kidman, en el papel de la cabaretera de principios del s. XX, Satine y de Ewan McGregor en el papel de Christian, un extraño escritor que se topa con la vida bohemia del París de Toulousse-Lautrec, muy acertadamente caracterizado.
“Hair”, el musical de Milos Forman, en los sesenta llegó al alma de los espectadores; Luhrmann, ha logrado una película comparable mostrando que posee la sabiduría del que no se deja apabullar por las novedades y lo aparentemente magnífico. En todo momento este film mantiene atrapado al espectador siendo toda canción, todo baile y todo efecto especial mostrado plenamente justificado.
¡Eso es maestría! Y prueba de ello es que merece, esta película, ser vista varias veces. La iluminación, el atrezzo, las interpretaciones y ¡cómo no! la música (con temas de Madonna, …) está cuidadísimo... ¡Es que hasta la entrada de sonido real de un llanto estremecedor de Christian, al final, alcanza el virtuosismo por su concienzuda elaboración!
¡Y eso que, al principio, parece una película rara!
Volver