MENÚ
CRÍTICAS
     
 
EL GUATEQUE | 31/03/2005


Risa visual



Peter Sellers hace aquí un gran trabajo interpretativo independientemente de que guste o no. El motivo es que este film pretende hacer reir a través de un humor visual, algo así como las películas de Charlot de cine mudo; pues aunque ésta es sonora, lo que hablan no tiene mucha importancia, sirve para comprender las relaciones entre los asistentes al guateque, entre el organizador y su mujer y, al final, resulta divertido ver cómo el personaje de Peter Sellers comienza a enamorarse.

Aunque en esta película no nos reiríamos tanto si suprimiésemos el papel de un camarero que, borracho, hace de soporte al desconcierto que produce la personalidad desorientante del personaje de Sellers; y digo desorientante porque a pesar de pasar durante casi todo el tiempo por tonto y payaso, logra actuar como un caballero cuando la chica que más habla con él es obligada por su pareja a marcharse. Al final se ve un final tierno.
Volver