MENÚ
CRÍTICAS
     
 
EXTASIS, DE MARIANO BARROSO | 02/10/2003


...DE ARISTAS CORTANTES


Javier Bardem protagoniza este film que comienza inspirando aires aventureros estilo "Thelma y Louise", pero que tiene la originalidad de que se trata de tres jóvenes que roban a sus padres y familiares. La suerte acaba fallándoles y meten a uno en la cárcel, a Max- interpretado por Daniel Guzmán, a quien podemos ver actualmente en la serie "Policías"- con lo cual, a Robert (Javier Bardem) se le ocurrirá hacerse pasar por Max para pegar el palo al padre (Federico Luppi), llamado Daniel Peligro.
Creo que merece la pena destacar que el guión está muy bien escrito porque, si bien la trama de la película comienza, por así decirlo, cuando Robert se hace pasar por Max, el detalle de robar a los familiares que, aparentemente, se podría haber suprimido, cobra una importancia capital pues cierra el círculo de la historia de este film; es decir, es un prolégomeno perfecto para mostrar una historia que transciende el simple hecho de hacerse pasar por otra persona para conseguir riqueza.
Federico Luppi, como siempre, está magistral y hará estallar en el espectador una eclosión de sentimientos, impulsos y sensaciones que muy bien se puede decir que están de actualidad: padres que abandonan a sus hijos, conflictos familiares,...
Daniel Peligro es el eje de la historia en el sentido de que una vez vista la película el espectador recibe un mensaje, el mensaje de autor de la obra que dice algo así: la gente ama, muchas veces, lo que encaja en sus planes personales sin preocuparse de si es lo correcto o no. Esta idea la menciona, en otras palabras, Daniel en un momento de la película.
Javier Bardem protagoniza este film que comienza inspirando aires aventureros estilo "Thelma y Louise", pero que tiene la originalidad de que se trata de tres jóvenes que roban a sus padres y familiares. La suerte acaba fallándoles y meten a uno en la cárcel, a Max- interpretado por Daniel Guzmán, a quien podemos ver actualmente en la serie "Policías"- con lo cual, a Robert (Javier Bardem) se le ocurrirá hacerse pasar por Max para pegar el palo al padre (Federico Luppi), llamado Daniel Peligro.
Creo que merece la pena destacar que el guión está muy bien escrito porque, si bien la trama de la película comienza, por así decirlo, cuando Robert se hace pasar por Max, el detalle de robar a los familiares que, aparentemente, se podría haber suprimido, cobra una importancia capital pues cierra el círculo de la historia de este film; es decir, es un prolégomeno perfecto para mostrar una historia que transciende el simple hecho de hacerse pasar por otra persona para conseguir riqueza.
Federico Luppi, como siempre, está magistral y hará estallar en el espectador una eclosión de sentimientos, impulsos y sensaciones que muy bien se puede decir que están de actualidad: padres que abandonan a sus hijos, conflictos familiares,...
Daniel Peligro es el eje de la historia en el sentido de que una vez vista la película el espectador recibe un mensaje, el mensaje de autor de la obra que dice algo así: la gente ama, muchas veces, lo que encaja en sus planes personales sin preocuparse de si es lo correcto o no. Esta idea la menciona, en otras palabras, Daniel en un momento de la película.

Volver